domingo, 3 de junio de 2007

Wedding planet


I
Anoche tuve una pesadilla. Soñé que me casaba con Ex. Soñé que Ex, seis meses después de nuestra separación, volvía del pueblo donde ahora vive para casarse conmigo. Volvía como si nada: aparecía, me tomaba de la mano y me decía, bueno, mañana nos casamos. Como si tuviera que hacer un trámite cualquiera, renovar el registro de conductor o algo así. Las cosas no habían cambiado entre nosotros, y ninguno de los dos parecía entusiasmado. Por suerte, no era un casamiento con toda la pompa, pero de todos modos era casarse. En el sueño yo no quería decírselo a nadie, ni siquiera a mis viejos, y tampoco sabía cómo decirle a él que no.

II
Yo sé que desde niñas muchas mujeres sueñan con el día de su casamiento. Incluso he visto en vivo transformarse la cara de la que un segundo atrás repetía “quiero algo muuuy sencillito”, al verse por primera vez frente al espejo enfundada en corset y miriñaque. Yo también sueño, pero otra cosa. Una vez soñé que me casaban a la fuerza con un hombre mayor al que no conocía, alguien parecido a Cacho Castaña. Veía todo como en una toma subjetiva, mientras yo iba caminando por el pasillo de una iglesia con un vestido espantoso, del que sólo podía ver la falda enorme y unas desproporcionadas mangas globo de raso color blanco hielo. Otra vez soñé que me casaban con el marido de E., mi ex concubina, que en esa época preparaba su casamiento. Yo caminaba por el pasillo con los ojos llorosos, desesperada porque me estaba casando con el hombre que ama mi amiga del alma. El tampoco quería casarse conmigo. Y al llegar al altar la veía a ella, también llorando, tanto o más horrorizada que yo.

III
Meses atrás, a pocos días de haber cortado con Ex, me invitaron al casamiento de un compañero de trabajo. Un muchachito joven, que todavía ni siquiera terminó la facultad, al que sospecho casaron virgen. A mí la situación me deprimía tremendamente, por razones que no sólo podrían encontrarse en mi separación, en el hecho de que ninguno de mis amigos iba a la fiesta, o la angustia ante la juventud e inexperiencia de los novios. Mientras mis quejas aumentaban con la cercanía de la fecha, la Dra., siempre cautelosa a la hora opinar sobre vidas ajenas, incluso sobre la mía, fue terminante:
- No vayas. Los casamientos siempre te ponen mal.
-De qué hablás, le dije yo.
-¿No te acordás?

IV
Entonces la Dra. dio ejemplos. Por lo menos cinco ejemplos que abarcan los últimos siete u ocho años. Casamientos de gente muy querida en los que nunca logré divertirme del todo. Irracionales maratones durante los días previos, obsesionada por conseguir el chal indicado para el vestido, los zapatos y los aros perfectos. Bodas para las que contaba los días como si se acercara la fecha de mi propia ejecución. Escándalo mayúsculo cuando Ex (por razones bastante comprensibles) amagó con no acompañarme a la primera boda importante en mi familia.
Le digo a la Dra.:
-¿Y siempre me puse así?
-Sí.
-¿Y vos siempre lo tuviste claro?
-Y… sí.
-¿Y nunca se te ocurrió avisarme?

V
Resulta que los casamientos me descompensan. Tenga con quién ir o no. Tenga qué ponerme o no. Peor si no tengo acompañante. Y mucho, mucho peor, si no tengo qué ponerme o lo que tengo no me convence. En la siguiente sesión, le cuento todo esto a mi psicóloga. Me dice que ella también lo sabía. Que es la institución. Resulta que es la institución lo que me molesta. Es cierto que también me molestan la parafernalia, el vestido, el carnaval carioca, el exceso de comida, la ceremonia por Iglesia de gente que en su vida pisó una iglesia, el enorme gasto de dinero y la gente que va para criticar los centros de mesa y el pollo a la crema. Pero el verdadero tema es otro: como se supone que yo rechazo todo lo que tenga que ver con las instituciones, y la matrimonial es una de las más tradicionales, el casamiento me provoca esta reacción. Y, al parecer, todo el mundo siempre lo supo: hasta mi propio inconsciente. Será verdad que una es siempre la última en enterarse...

23 comentarios:

Julia dijo...

Alicia, como siempre me sentí muy identificada... Tuve un casamiento el fin de semana pasado, y sentí todo lo que describís. Excelente el blog, esperé un tiempito una nueva entrada! Saludos =)

Julián dijo...

las mujeres y el casamiento, podrías escribir toda la vida y nunca te faltaría tema...

EmmaPeel dijo...

odio los casamientos!
y me casé jijiji
pero ya lo solucioné también

muy lindo Alicia tu blog!

ya con la frase de entrada me conquistó ...que suenan desde ayer, los cascabeles que dejaste colgando

Un beso

Carola dijo...

eso de que "una es siempre la ultima en enterarse" definitivamente sucede, todo el tiempo. Pero me paso que hoy cuando amaneci, despues de haberme quedado pensando anoche en este tema (uno de LOS temas) recorde que siempre tenia el mismo sueño recurrente, hasta que un dia cualquiera deje de tenerlo... soñaba que entraba a la Iglesia del brazo de un papá de la vida, a quien adoro, ni siquiera con mi papá, y que al llegar el momento en el que mi marido-to-be se daba vuelta para recibirme, no tiene cara... o sea, es un cuerpo escultural, pero sin cara... y tiempo despues hablando con mi analista, siempre de lo mismo, que los 30, que yo siempre me considere "Susanita", la amiguita de Mafalda, y sin embargo... me veo lejos de llegar a serlo, me interrumpio, diciendome "vos susanita???... no habras querido decir Libertad??"... a lo que acoto "dejamos aca!!"

Anónimo dijo...

después de compartir muchos casamientos con amigos, comparañeros de trabajo, conocidos, etc. (y fui a muchos) llego a la conclusión de que es el gran tema femenino (tal vez del hombre también lo sea y no quiero caer en un debate sexista). Pero todas sueñan con "la boda". De la forma que sea, pero sueñan con ella. Y siempre dicen menos de lo que sueñan...como la del corset y el mariñaque no?
Jennifer

Enrico dijo...

en los casamientos se toma mucho gratís. Se come, a veces muy bien, gratís. Se toma helado gratís y, a veces también, se consiguen chicas.
Yo no le veo nada malo a los casamientos. Salvo los centros de mesa, los videos esos con fotos que hacen llorar a las señoras y la música latina que ponen.

Mientras me inviten, apoyo la institución del casamiento.

Alicia dijo...

Julia: gracias.

Emapeel: què bueno verte por acá.

Julián: y...es uno más de muchos temas.

Carola: creo que ya va siendo hora
de cumplir el sueño del blog propio!

Jennifer: no sè. ya sabés con lo que sueño yo.

Enrico:
No te engañes: nada es gratis. Siempre hay que comprar regalo o depositar dinero en una cuenta para que los novios se vayan de viaje a Buzios o(peor) depositar dinero en una cuenta para que los novios hagan con èl lo que quieran.
besos.

Little Queen dijo...

a mi la semana pasada me paso algo muy loco ,yo siempre pense que el divorcio de mis viejos jamas me habia afectado,hasta que la semana pasada en mi sesion,me di cuenta que el tengo terror al casamiento..nose..cosa rara che.

moret dijo...

hooooolaaaa!

Lady Kelvin dijo...

Los casamientos, todo un tema!!. No es de los eventos a los que voy con ganas, pero bueno de algunos no se puede zafar. Y siempre le planteo lo mismo a mi esposo (si yo también me case, aunque sin pompa): porque todos disfrazados jugando a ser lo que no somos?.
Yo el tema vestuario lo solucioné sin problemas, un vestido negro y sandalias negras, conjunto que (tintorería mediante) me acompaño a los últimos 10 casorios. No, no, no.....a mi para el disfraz no me agrran más!!!.
Muy lindo el blog, pasaré seguido
Besos

Alicia dijo...

moret:
hoooola!!! qué linda que estás en Para tí!!!

Lady Kelvin:
gracias, prometo visitarte en cuanto esté de regreso...
besos.

Bea dijo...

A mi me encanta ir a casamientos, por eso de una fiesta grande, divertida, bailar, etc etc. Pero yo nunca pense en casarme posta. No por aberracion a la institucion ni por hacerme la superada ni nada de eso. Simplemente nunca fue un suenio recurrente mio. No recuerdo de chica tener imagenes, suenios, pensamientos de como seria o queria que fuera mi casamiento al crecer. De hecho, de chica no pensaba en vestidos de novia, sino que diseniaba en mi cabeza vestidos de fiestas. Por ahi era mi destino que me estaba preparando para lo que tenia en mente para mi: nada de alfombra roja, papa del brazo, vestido blanco y mucho menos alguien esperando al final.
Como siempre, muy bueno el post Alice.

Mario dijo...

Yo también me casé y puedo decir con certeza que es lo más al pedo que existe. Mi ex me rompió tanto, pero tanto para casarnos y al final cedí, fue la peor decisión, ya que ella se dejó estar y se fué todo a pique.

Por suerte (tal cual puso emmapeel arriba) ya lo solucioné :P

Saludos!
Mario

chica confundida dijo...

Con respecto al casamiento, creo que todavía hoy hay dos tipos de mujeres: la mujer que SECASA y la que no necesariamente. Tengo conocidas que se casaron no solo para irse de la casa de sus padres o para formar una familia, sino porque en su idea de vida estuvo desde siempre el matrimonio.
Otras mujeres se dedican a vivir, a desarrollar su intelecto y sus gustos. Generalmente terminan conociendo a alguien perfecto para ellas y también se casan. Pero no porque querían CASARSE sino porque quieren casarse con ESA persona. Mi mamá dice que si no hubiera conocido a mi papá no se hubiera casado, por ejemplo.

No sé si me explico.

Miri dijo...

Alicia, es entendible que en las épocas que estamos viviendo tengas esa actitud frente a las instituciones y sobre todo la del matrimonio, que, ni mas ni menos cambia tu vida de manera radical
Te mando un cariño y espero que pronto me visites, serás muy bienbenida.

Julián dijo...

que pasó Alicia? se jubiló?

Mario dijo...

Aliiiii por donde andas???

Te cuento que ya estoy haciendo el sitio de Traigan a Fiona! Ya hay una imagen en mi blog!

Saludos!
Mario

Alicia dijo...

Mario y Julián:
estuve de vacaciones, pero ya volví! estoy craneando nuevos posts. Aguanten un poquito.
Y traigan a Fiona...
besos,
Alicia

srta dijo...

ah, me quedo tranquila

leí este blog, me encantó y después no subiste más nada


espero acá entonces, mientras usted cranea

knoppix dijo...

calderas ferroli calderas de condensacion calderas ferroli calderas junkers calderas de gas junkers calderas de condensacion calderas baxi roca calderas de condensacion calderas de gas baxi roca calderas de gas saunier duval calderas de condensacion calderas saunier duval calderas vaillant calderas de condensacion calderas de gas vaillant

knoppix dijo...

instalación de calderas calderas roca calderas de condensacion baxi roca calderas de condensacion caldera calderas ferroli calderas de condensacion ferroli calderas junkers calderas de condensacion calderas junkers calderas de gas saunier duval calderas de condensacion calderas saunier duval calderas de gas vaillant calderas de condensacion calderas de gas vaillant servicio de mantenimiento de calderas servicio técnico de calderas calderas calderas

Beautifulury Ury dijo...

No me había percatado de estas cosas! Gracias!! masajes

Carlos Escamilla dijo...

Perfecto!! Gracias por la INFO reformas